Lección 10 – La Gran Comisión En Los Evangelios

1004120002

Mateo 28:18-20  Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 19  Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20  enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Es importante ver que Jesús nos dice “enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado” y eso incluye “id, y haced discípulos a todas las naciones”. Lo cual implica que todos los Cristianos deben estar involucrados en la evangelización de las naciones. Si la primera iglesia hubiera hecho su trabajo, creo firmemente que no hubiéramos estado en la situación actual con tantas etnias sin acceso al evangelio.

Los Tharu, Saptari, País: Nepal, Población: 734,300, Estado de alcance: No Alcanzado 

Veamos los últimos versículos importantes en los evangelios. Los ultimas palabras de Jesús deben ser las más importantes.

Marcos 16:16  El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. 17  Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; 18  tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán. 19  Y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios. 20  Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían. Amén.

Lucas 24:45  Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras; 46  y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; 47  y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. 48  Y vosotros sois testigos de estas cosas. 49  He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto. 50  Y los sacó fuera hasta Betania, y alzando sus manos, los bendijo. 51  Y aconteció que bendiciéndolos, se separó de ellos, y fue llevado

arriba al cielo. 52  Ellos, después de haberle adorado, volvieron a Jerusalén con gran gozo; 53  y estaban siempre en el templo, alabando y bendiciendo a Dios. Amén.

Si quiere leer el mejor manual sobre como evangelizar a las etnias, no hay mejor que las mismas palabras de Jesús.

Mateo 10:5  A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis, 6  sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel. 7  Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. 8  Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia. 9  No os proveáis de oro, ni plata, ni cobre en vuestros cintos; 10  ni de alforja para el camino, ni de dos túnicas, ni de calzado, ni de bordón; porque el obrero es digno de su alimento. 11  Mas en cualquier ciudad o aldea donde entréis, informaos quién en ella sea digno, y posad allí hasta que salgáis. 12  Y al entrar en la casa, saludadla. 13  Y si la casa fuere digna, vuestra paz vendrá sobre ella; mas si no fuere digna, vuestra paz se volverá a vosotros. 14  Y si alguno no os recibiere, ni oyere vuestras palabras, salid de aquella casa o ciudad, y sacudid el polvo de vuestros pies. 15  De cierto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma y de Gomorra, que para aquella ciudad. 16  He aquí, yo os envío como a ovejas en medio de lobos; sed, pues, prudentes como serpientes, y sencillos como palomas. 17  Y guardaos de los hombres, porque os entregarán a los concilios, y en sus sinagogas os azotarán; 18  y aun ante gobernadores y reyes seréis llevados por causa de mí, para testimonio a ellos y a los gentiles. 19  Mas cuando os entreguen, no os preocupéis por cómo o qué hablaréis; porque en aquella hora os será dado lo que habéis de hablar. 20  Porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros. 21  El hermano entregará a la muerte al hermano, y el padre al hijo; y los hijos se levantarán contra los padres, y los harán morir. 22  Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. 23  Cuando os persigan en esta ciudad, huid a la otra; porque de cierto os digo, que no acabaréis de recorrer todas las ciudades de Israel, antes que venga el Hijo del Hombre. Lea ahora Lucas 10:2-12

Lucas 9:2  Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos. 3  Y les dijo: No toméis nada para el camino, ni bordón, ni alforja, ni pan, ni dinero; ni llevéis dos túnicas. 4  Y en cualquier casa donde entréis, quedad allí, y de allí salid. 5  Y dondequiera que no os recibieren, salid de aquella ciudad, y sacudid el polvo de vuestros pies en testimonio contra ellos.

Posiblemente la parte más importante de la Biblia es el capitulo 17 en el Evangelio de San Juan.

Juan 17:14  Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. 15  No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mál. 16  No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.17  Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad. 18  Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo. 19  Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad. 20  Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, 21  para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. 22  La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. 23  Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado. 24  Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo. 25  Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te he conocido, y éstos han conocido que tú me enviaste. 26  Y les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos.

Una de las profecías más importantes del Nuevo Testamento esta en el capitulo 24 de Mateo:

Mateo 24:14 Será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.

Según Gálatas 3:29, ¿quiénes ahora son los descendientes de Abraham, y herederos de la promesa que Dios hizo a Abraham?

Las últimas páginas de la Palabra de Dios revelan quiénes se congregan delante del trono de Dios:

Apocalipsis. 7:9 Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono…

El propósito eterno de Dios de bendecir a todas las “familias” del mundo se revela en toda la Biblia. Comienza con el libro de Génesis y continua hasta el libro de Apocalipsis.

Pin It