El Proceso De Movilización

a_ralph_winterEsencialmente, la movilización se refiere a cualquier proceso por el cual se despierte y se mantenga en movimiento y creciendo al pueblo de Dios hasta que encuentre su lugar en el involucramiento estratégico en la tarea de terminar el evangelización del mundo.

Escrito por Ralph D. Winter, Wes Tullis y Dave Imboden

El movimiento misionero ha destacado lugares extraños y exóticos, tribus de la selva y del pantano, mucho más a menudo de lo que ha hablado empujando hacia el trabajo crucial de la movilización misionera en el frente en nuestra misma casa. Sin embargo, en los últimos veinte años, las organizaciones movilizadoras como ACMC, el Comité de Lausanne para la Evangelización del Mundo, el Centro Estadounidense para la Misión Mundial, AIMS, Proyecto Caleb, y el Movimiento AD2000, han venido a ayudar a traer un enfoque claro en la movilización misionera.

¡En las páginas siguientes usted encontrará un cuadro de ayuda de la escena crucial de la movilización! Creemos que los años próximos pueden finalmente revelar lo que muchos han estado trabajando y anticipando la tan esperada dispersión masiva de recursos movilizadores a nivel laico y un movimiento explosivo dentro de las iglesias hacia el involucramiento concertado y estratégico en la evangelización mundial. ¿Será usted parte de él?

 

¿Quë Es Movilización?

Miremos juntos la tarea total de la movilización en lo que se relaciona con ver un impacto en nuestro país del movimiento misionero renovador. Primero que nada, ¿a qué se refiere la “movilización”? Esencialmente la movilización se refiere a cualquier proceso por el cual se despierte, se mantenga en movimiento y en crecimiento al pueblo de Dios hasta que cada uno encuentre su lugar para involucrarse concertada y estratégicamente en la tarea de terminar la evangelización del mundo. Las palabras claves en esta oración nos ayudan a centrarnos en qué somos como movilizadores.

  • Despierte Un nuevo descubrimiento o revelación que sacudirá a una persona o congregación al conocimiento y actividad.
  • Mantener Moviéndose y Creciendo Esto introduce las realidades del discipulado y seguimiento, el proceso de ver gente desarrollar sus convicciones cristianas mundiales y trabajarlas hasta convertirlas en áreas prácticas de obediencia.
  • Hasta… el involucramiento concertado y estratégico La palabra más exigente de esta oración es “hasta”. Requiere de unirse a alguien o a cierta congregación hasta que ese individuo o grupo tiene una comprensión bastante sólida de la tarea de la evangelización mundial, que da como resultado dar pasos específicos que tengan un impacto estratégico en la causa total de la misión cristiana.
  • Encuentre su lugar La preocupación ulterior de un movilizador de misiones es si alguien va o envía. La cuestión clave es que sus vidas estén envueltas en un “primer amor” por Jesús y por su preocupación global. Hay una DISTANCIA o CLARO importante entre la IGLESIA y el MUNDO a ser alcanzado. Entre estas dos cosas están las fuerzas en el proceso total de la movilización.

 

Las Fuerzas En El Claro

  • La asociación de iglesias – La iglesia local desempeña un papel más básico y más esencial en la tarea de la evangelización del mundo. De ella viene la oración, la mano de obra, y las finanzas para las misiones. El trabajo se hará solamente si hay un trabajo dinámico en equipo entre las congregaciones y las agencias misioneras, al buscar satisfacer la Gran Comisión.
  • Enviados, Enviadores y Mobilizadores – Cada creyente es llamado en cualquiera de dos maneras a estar involucrado en la tarea de la evangelización del mundo. Ambos llamados requieren la misma consagración y confirmación de la guía de Dios. “El enviado” es un trabajador transcultural en el campo. Los “enviadores” son esos creyentes con una visión mundial en el frente local y quiénes están involucrados activamente en apoyar a “los enviados”. Los últimos, pero no menos importantes son los “movilizadores”. Sea que estén colocados en una iglesia local, una ciudad, una región o aún un país entero, los movilizadores son los que llevan los recursos, el entrenamiento y la visión para la evangelización del mundo al cuerpo de Cristo. Se ha dicho que apreciar y utilizar incorrectamente el papel del movilizador es obstaculizar seriamente las otras tres funciones.
  • Culminación – Nuestra meta común hacia la cual el cuerpo entero de Cristo trabaje es el cumplimiento de la visión culminante de Dios según lo revelado en Apoc. 5:9 y 7:9 donde algunos de cada tribu, pueblo, lengua y nación se ven reunidos alrededor del trono del Cordero. Debido a las fuerzas espirituales masivas alineadas contra la tarea misionera de la iglesia (Satán y sus secuaces saben bien que con la evangelización del mundo, terminará su reinado en la tierra), es necesaria una fortaleza especial para seguir adelante atravesando problemas y obstáculos al acabar la tarea.
  • Siete Años – Este número trae un tono serio en nuestra tarea de la movilización. Así como el tiempo promedio entre el momento en que alguien primero obtiene una convicción como “cristiano mundial” y el momento en que termina trabajando dentro de un grupo no alcanzado es de siete años, así el tiempo para iniciar un movimiento misionero en una congregación, ciudad o región, pueden tomar entre 3 y 7 años. Si rechazamos hacer frente a este factor realista de tiempo, podemos comenzar la carrera bien, pero no desarrollar, por la gracia de Dios, la perseverancia necesaria para acabar bien. Y una vez que aceptemos este factor de tiempo, podemos comenzar a planear estratégicamente los pasos claves que debemos tomar para construir un movimiento en nuestra ciudad o región.

 

Las Tres Fases De Movilización

Motivación / Inspiración

Esta fase se refiere a la primera vez con que alguien es impactado con el mandato de Dios para extender su bendición a toda etnia. Esto puede ocurrir, entre otras maneras, asistiendo a una conferencia misionera, leyendo una biografía de un misionero, interactuando de uno a uno con un misionero o un movilizador de misiones, mirando un vídeo orientado hacia misiones, etc.. Cualquiera que sea el medio, un “cristiano mundial” filial nuestro está en camino.

Preparación y Entrenamiento

En la fase dos vemos muchos otros pasos de rendición y de obediencia, conduciendo a nuevas convicciones como un “cristiano mundial”, y la profundización de convicciones existentes. Esta fase es crucial si es que hemos de ver una persona estableciendo una forma de vida como cristiano mundial. Estos pasos posteriores de obediencia son normalmente facilitados por experiencias ordenadas de crecimiento tales como misiones a corto plazo al exterior, el establecimiento de un hábito consistente de intercesión por las necesidades relacionadas con misiones, el desarrollo de una “forma de vida de tiempos de guerra”, participación en una fraternidad local de misiones, cuidando de misioneros en particular, etc.

Tener entrenamiento misionero más específico en campos de interés y estudio más especializados es eventualmente necesario para un crecimiento y desarrollo continuo, especialmente cuando una persona tiene mayor claridad de cual habrá de ser su lugar estratégico en la causa a largo plazo. (Nota: Esto no es solo para los llamados al campo, sino para todos los creyentes).

Para los que serán enviados como misioneros, esta fase puede ocurrir en un programa de entrenamiento general de candidatos, como el del Instituto Lingüístico de Verano, o más probable, en el entrenamiento real del candidato prescrito por la agencia misionera con la que la persona servirá.

Es bueno notar que hay un número de iglesias hoy que están desarrollando programas de entrenamiento y de internado misionero dentro de la misma iglesia para proporcionar a candidatos misioneros una experiencia excelente de entrenamiento y una prueba antes de ir al campo. Aunque algunas iglesias están enviando a sus propios misioneros sin asociarse con las agencias misioneras, la mayoría de las iglesias que enviaban han descubierto que una cierta forma de cooperación con una agencia las ha salvado de reinventar la rueda y ha ayudado a prevenir fracasos parciales o totales.

Un reciente entrenamiento desarrollado para cristianos mundiales serios por explorar es el plan de estudios de los Fundamentos del Cristiano Mundial del Centro Estadounidense para la Misión Mundial, que proporciona una licenciatura o maestría basada en el campo (ver página A17 en al Manual del Movilizador Misionero). Aunque actualmente está en etapa de desarrollo, está ya siendo utilizado por un número de escuela en E. E. U. U. y está constantemente ganando reconocimiento y elogio de líderes misioneros clave, y muchas universidades y seminarios bíblicos lo están notando y están teniendo mayor interés en él. Recientemente los traductores de la Biblia de Wycliffe eligieron utilizar este programa de licenciatura para ayudar a reclutar, a entrenar y a enviar a una nueva oleada de los investigadores que saldrán a descubrir nuevas necesidades de traducción.

El entrenamiento para enviadores está bien tratado en el libro “Sirviendo Como Enviadores”, por Neal Pirolo, que contiene una guía de estudio para su uso en grupos pequeños. También la publicación Evangelical Mission Quarterly puede ser muy provechoso a los enviadores porque cubre a menudo las cuestiones claves a las que hacen frente los misioneros que están ya sea en el campo o en viaje de licencia. Un conocimiento de estas ediciones equipa a los enviadores para apreciar mejor a qué hacen frente los misioneros y cómo pueden asistirles lo mejor posible.

Misión

Finalmente, todos los que satisfactoriamente pasan por este proceso de movilización, se convierten en enviadores, movilizadores, o enviados.

 

Cuatro Asuntos Vitales

La germinación es necesaria

Un factor clave para cerciorarse de que la fase motivacional / inspiracional no pierda su impacto en la vida de alguien es un serio estudio bíblico y discipulado del cristiano mundial. En el milagro de la germinación ocurre una explosión creativa que genera una nueva vida que se mueve y crece. De la misma manera una persona necesita tiempo para buscar a Dios en profundidad, para poder ver germinar convicciones profundas que le permitan hacer el largo recorrido como cristiano mundial.

El aborto es Posible ­ Aún Probable

Si no se incorpora una evaluación realista diaria y un discipulado práctico del cristiano mundial en las vidas de la gente, el aborto de su visión y pasión por un mundo sin Cristo ocurrirá muy probablemente.

Rendir Cuentas Mutuamente es Algo Clave y Esencial

Para lograrlo a la larga, es absolutamente esencial conectarse con otros que piensen igual y que tengan el mismo corazón para permanecer firmes en las sendas de servicio transcultural.

La necesidad suprema a ser considerada a la luz del resto de sugerencias en este artículo es rendirse cuentas mutuamente. Hemos encontrado con los millares de ex-alumnos de Perspectivas que sin la conexión con otros en lazos comprometidos y animadores, su fervor y crecimiento continuo en el discipulado como cristianos mundiales comienzan a disiparse. Este asunto es tratado en el artículo “Un Paso Gigante ” por Donald McGavran, donde él hace este desafío:

Furiosamente’ organicemos Sociedades Misioneras Fronterizas en cada congregación de cada denominación.

Justo cuando el Dr. McGavran vio la necesidad de que un grupo de discípulos de una etnia estuvieran congregados (una iglesia) para animarse y consolidarse uno al otro hasta que su influencia era sentida en los extremos de esa etnia, así, él ahora ve necesario el mismo principio funcionando “en casa” para ver iglesias enteras influenciadas hacia el involucramiento estratégico en la evangelización del mundo. Sin un equipo de individuos que piensan igual rodeándonos (un compañerismo misionero), nuestras esperanzas de ver un involucramiento continuamente creciente en misiones fronterizas dentro de nuestro compañerismo, serán sofocadas. (véase “Un Paso Gigante”, en la página C17 del Manual de Movilizadores Misioneros).

En respuesta a la necesidad de compañerismos misioneros dentro de iglesias locales el plan de estudios por video “La Visión de las Naciones” del Centro Estadounidense para la Misión Mundial fue creado para dar no solamente visión y conocimiento de la misión fronteriza, pero también para iniciar compañerismos misioneros. En el Manual de Movilizadores Misioneros, vea la página A10 para una descripción de Visión de las Naciones y A7 para un vistazo de cómo usarlo efectivamente.

Algunas iglesias están creando hoy programas de enseñanza por medio de mentores y las estructuras para mejor discipular y preparar a sus miembros para el servicio misionero (ACMC provee una lista de todas las iglesias miembro dentro de su red que son efectivas en entrenar los candidatos misioneros). Es difícil estimar el valor completo del papel que el mentor cuidadoso desempeña en que un candidato llegue o no al campo misionero, pero es seguro decir que todo el trayecto es un campo minado.

Compromiso con el Liderazgo Espiritual

Sin un compromiso sincero con los líderes espirituales de su congregación, usted se encontrará constantemente yendo contra la corriente. Para ganar el apoyo y el respeto de los líderes locales, necesitan detectar su compromiso y lealtad a sus preocupaciones. (a) ore por los líderes. La vida de Nehemías proporciona algunos puntos muy provechosos. Él tenía una carga y una visión, pero oró por y pensó en su proyecto antes de acercarse a los ancianos de Israel. No se acerque a su congregación con la actitud de “traerles luz”. Acérquese a ellos con una actitud de humildad y sumisión. (b) Tenga un plan. Cuando el rey llamó a Nehemías, él estaba preparado para responder con un plan completo. Esté enterado del trabajo de los programas y de las direcciones existentes en su congregación, y para un cambio a una posición de sensibilidad.

 

Conclusión

Mirando el proceso total de la movilización nos ayuda a evaluar:

a) como individuos, donde estamos en este de proceso

b) como ministros, cómo podemos conectarnos con otros ministerios quien pueden estar trabajando en otras fases o dimensiones de la movilización, dando resultados mayores y más acelerarados

c) como estrategas, si nuestra estrategia de movilización debe cambiar

d) como discipuladores, donde están nuestros discípulos en el proceso.
Después de todo lo que se ha dicho, seríamos negligentes si no incluimos una exhortación referente al papel de la oración en el proceso de movilización, porque la oración le dará a Dios la oportunidad para tomar lo poco que tenemos y hacerlo una grande bendición para las naciones. Lea buenos libros sobre oración y sobre hombres y mujeres de oración. Imite lo que otros han hecho para convertirse en intercesores eficaces y usted también se encontrará aumentando su eficacia. Rodee en oración todo lo que el Señor pone en su corazón hacer y usted verá seguramente una cosecha mucho mayor como resultado.
Fuente: USCWM

Pin It