Participación en la Oración

a_participacion_oracionLa Importancia de la Oración – Como todas actividades de la Iglesia, el trabajo de misiones es movido por la oración. La oración es el arma más poderosa para que se venzan las barreras y se alcancen las metas. A través de la oración, podemos ver las puertas de los cielos abiertas y las bendiciones de Dios sobre su pueblo. La Oración mueve el corazón de Dios. No hay problema o dificultad que se resista a una oración persistente. Dios responde a la oración, y el trabajo de misiones solo se puede sustentar a través de la oración.

A. La Oración promueve intimidad con Dios.

Cuanto más oramos, más creceremos en el conocimiento y intimidad con Dios y naturalmente vamos descubrir el corazón misionero de Dios y tener la misma compasión de Cristo.

Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies. Mateo 9:36-38

B. La Oración es un arma poderosa en la Batalla Espiritual.

Satanás no quiere perder terreno, por eso levanta todo tipo de oposición al avance misionero. Solamente a través de la oración podremos derrumbar esta oposición. Efesios 6:10-20

C. La Oración es la actividad cristiana que más promueve personalización.

• Cuando alguien ora objetivamente y específicamente por otra persona, la identificación sucede naturalmente.

• El creyente se siente como parte de la obra misionera, cuando ora y ve los resultados en el campo.

II. Oración por el movimiento misionero

A. Oración rogando obreros.

Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies. Mateo 9:38

B. Oración por las Iglesias.

Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aun más y más en ciencia y en todo conocimiento, para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo, llenos de frutos de justicia que son por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios. Filipenses 1:9-11

C. Oración para que Dios abra puertas.

Orando también al mismo tiempo por nosotros, para que el Señor nos abra puerta para la palabra, a fin de dar a conocer el misterio de Cristo, por el cual también estoy preso. Colosenses 4:3

D. Oración por finanzas.

Sin embargo, bien hicisteis en participar conmigo en mi tribulación. Y sabéis también vosotros, oh filipenses, que al principio de la predicación del evangelio, cuando partí de Macedonia, ninguna iglesia participó conmigo en razón de dar y recibir, sino vosotros solos; pues aun a Tesalónica me enviasteis una y otra vez para mis necesidades. Filipenses 4:14-16

E. Oración pidiendo grandes cosas.

Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén. Efesios 3:20-21

III. Oración por los misioneros.

Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; Y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio, por el cual soy embajador en cadenas; que con denuedo hable de él, como debo hablar. Efesios 6:18-20

A. Es necesaria la información para que la oración sea personal, objetiva y especifica.

1. ¿Quién es el misionero? nombre, nombre de la esposa, nombre de los hijos, edad, foto, cumpleaños, etc.

Extraído del Libro “Movilización Misioneras de la Iglesia Local”  Edison Queiros

Pin It